jueves, 7 de junio de 2012

Before Watchmen: ¿Quién vigila a la gente de DC Comics?

BEFORE WATCHMEN: MINUTEMEN #1
Portada de Darwyn Cooke
Alea jacta est. La suerte está echada. Así como ocurrió con Julio César cuando cruzó el río Rubicón, desafiando una prohibición del senado romano que lo llevaría a una guerra civil en la que saldría victorioso y se haría el amo de la República, así ha sido el paso tomado por DC Comics cuando decidió retomar el que podría considerarse el mejor cómic que esa editorial haya publicado en toda su historia. Esta semana se ha concretado el proyecto BEFORE WATCHMEN, con la salida del Before Watchmen: Minutemen #1 del canadiense Darwyn Cooke.

La controversia vende y eso lo saben los mandamases de DC Entertainment, ya que desde el principio recibieron una lluvia de críticas que partieron mayormente de parte de un numeroso contingente de fans, los cuales vieron como algo más que una herejía que se tocara al considerado "mejor cómics de superhéroes de todos los tiempos" sin la participación y la aprobación de su autor Alan Moore, quien junto con Dave Gibbons había creado la legendaria serie (luego llamada "novela gráfica") publicada en 12 entregas entre 1986 y 1987. Pero los aficionados no fueron los únicos que se manifestaron en contra del anuncio de esta iniciativa, pues el mismo Moore dio algunas declaraciones que lo terminaron llevando a un agrio enfrentamiento con algunos de los autores involucrados en este "relanzamiento" de sus personajes.




En la reciente Dallas Comic-Con, a Len Wein le preguntaron sobre BEFORE WATCHMEN
y no habló muy bien de Alan Moore. (en inglés)

Alan Moore vs. DC Comics: Una herida abierta que no termina de cicatrizar


ALAN MOORE, el genio de Northampton
Alan Moore, que ha estado en desavenencias constantes con DC Comics por la imposibilidad de recuperar los derechos del cómic en cuestión, había cortado todo vínculo con la editorial por ese motivo en 1989, pues él y Gibbons habían firmado un contrato especial con una clausula por la cual se les devolvería los derechos de propiedad del cómic siempre y cuando DC Comics no usara los personajes durante un año, pero esto se volvió papel mojado porque las reediciones del material en formato de tomo compilatorio (trade paperback, en el original, por la cual se llamó luego a la serie "novela gráfica") se han mantenido constantes todo el tiempo, año tras año sin detenerse, pues la demanda no ha cesado en la medida que la fama del cómic sigue creciendo día tras día. Es así que la serie ha llegado a ser publicada en diversos formatos a lo largo de los años (tomos compilatorios de tapa dura, de tapa blanda, un formato especial "de  colección" de Graphitti Designs con 48 páginas adicionales con el material de la propuesta inicial, parte del guión de Moore y los bocetos originales de Gibbons, además de la versión 'Absolute' de 2005, con un recoloreado de John Higgins bajo la supervisión del mismo Dave Gibbons).  Una situación similar tuvo lugar con la serie V for Vendetta, que Moore hizo con el dibujante David Lloyd, habiendo publicado las dos quintas partes años antes en Inglaterra para el sello Quality. Sintiéndose timado, Moore nunca volvió a trabajar para DC, aunque la editorial siguió reeditando varios de sus trabajos con mucho éxito.

Figuras de acción de WATCHMEN, basadas en el arte de Dave Gibbons
 y esculpidas por Tim Bruckner para DC Direct. Nunca salieron
 a la venta. (De izquierda a derecha: El Comediante, Dr. Manhattan
 y Silk Spectre)
En el año 2000 Moore desaprobó públicamente un intento de DC de hacer una nueva versión en tapa dura de Watchmen para celebrar el décimo quinto aniversario del cómic, lo que llevó a la compañía a abortar la salida de una línea de figuras de acción propuesta para DC Direct y cuyos prototipos fueron expuestos con gran pompa en la convención de San Diego de ese año. En solidaridad con Moore, el dibujante Dave Gibbons tampoco apoyó esa iniciativa. Mientras que DC Comics buscaba la forma de reparar la dañada relación, Moore se quejaba del maltrato a su sello America's Best Comics (ABC), que había surgido para ser una rama del sello Wildstorm de Jim Lee, asunto que se había acordado cuando este sello era impreso por Image Comics y antes de que fuera vendido a DC sin su conocimiento. En vista que mantener su palabra de no tener relación alguna con DC hubiera significado desmantelar ABC y dejar colgados a muchos colaboradores y colegas a los que había prometido trabajo y que provenían del recientemente fenecido sello Awesome Comics (fundado por Rob Liefeld), Moore mantuvo sus compromisos siempre y cuando DC Comics jamás tuviera interferencia directa con el manejo de su sello editorial, lo que se logró mediante un acuerdo con Lee, que cuando se reunió con él por primera vez luego de vender Wildstorm a DC, al ver a Moore (quien ignoraba el asunto) acercarse blandiendo un bastón con el extremo en forma de cabeza de serpiente se impresionó tanto que creyó que el barbudo escritor iba a golpearlo hasta dejarlo inconsciente.  Bajo ese sello Moore publicó las aclamadas The League of Extraordinary Gentlemen, Tom Strong, Top Ten y Promethea.

Antes de Before Watchmen: Las precuelas y secuelas que no fueron


DAVE GIBBONS cuando fue incluido
 en la lista de honor de los premios Eagle
(Londres, mayo de 2011)
Diversas ideas de extender el universo de Watchmen se dieron a lo largo de los años.  En 1985 el mismo Alan Moore declaró que si el cómic (que aún no había sido publicado) llegaba a tener un buen recibimiento por el público, entonces él y Dave Gibbons posiblemente harían otra maxiserie de 12 números llamada Minutemen, precuela protagonizada por los superhéroes de los años 40 mencionados en la serie original, idea que entusiasmó mucho a Gibbons, que hubiera querido "hacerle un homenaje a la simplicidad y la modesta naturaleza de los cómics de la Edad de Oro."  DC Comics, por su parte, ofreció la oportunidad a ambos autores de hacer precuelas de la serie, surgiendo ideas como Rorschach's Journal (El diario de Rorschach) y The Comedian's Vietnam War Diary (El diario de guerra de Vietnam del Comediante), así como permitir que otros autores usaran el mismo universo para crear nuevas historias. La idea de una serie sobre las experiencias en Vietnam del Comediante quedó en suspenso y luego se desinfló debido a que en aquella misma época la serie The 'Nam de Marvel Comics era inmensamente popular y el público hubiera percibido como burda copia a otro cómic ambientado en esa misma guerra. Otra idea que surgió fue la de hacer una serie protagonizada por Nite Owl y Rorschach haciendo equipo (algo basado en los cómics de Charlton en los que Blue Beetle y The Question tuvieron aventuras juntos). Al final ninguna de estas ideas pudo concretarse y Moore fue tajante con DC al negarse a permitir que en el futuro surjan nuevos proyectos con otros autores.

¿Así hubiera sido un cómic basado en el diario de Rorscharch?
Extracto de Watchmen, Capítulo II: Amigos ausentes

En 1987 Warner Books publicó el primer tomo
 compilatorio de Watchmen, con portada de
 Dave Gibbons. Sus continuas reediciones
impiden que sus autores recuperen su creación.
En 2010, según declaró Moore en una entrevista para la revista Wired, DC Comics le habría ofrecido devolverle los derechos de Watchmen "si accedía a que hicieran unas secuelas y precuelas bobas". Pero el barbudo ya tenía el asunto muy claro: "Si me lo hubiesen dicho hace 10 años, cuando yo se los pedí, entonces creo que sí, la cosa hubiese funcionado. Pero en estos días no quiero que Watchmen vuelva. De hecho, no quiero que vuelva bajo esa clase de términos".  Dan Didio y Jim Lee, jefes editoriales de DC Comics, respondieron: "Watchmen es la novela gráfica más celebrada de todos los tiempos. Quédense tranquilos, que DC Comics sólo retomará a estos personajes icónicos si es que la visión creativa de cualquier propuesta de nuevas historias llega a alcanzar la calidad establecida por Alan Moore y Dave Gibbons hace 25 años y nuestra primera discusión de algo de esto naturalmente sería con los mismos creadores". Nadie sospechó que pasaría muy poco tiempo para que terminaran incumpliendo su palabra. La explicación de todo esto apuntaría a que la empresa necesitaba urgentemente de un "bote salvavidas" si es que la iniciativa del reinicio del Universo DC (conocido popularmente como "Los Nuevos 52") hubiera sido un fracaso. Por un lado tenían como as bajo la manga a Pandora, la enigmática mujer que hicieron aparecer en todos los títulos del relanzamiento de DCU, y por el otro tenían a Watchmen.


Watchmen begins: No se puede hacer una tortilla sin reventar algunos huevos


Desde ese entonces los rumores sobre un proyecto de una continuación de Watchmen se fueron incrementando, hasta que en febrero de 2012 se hizo oficial el anuncio de la publicación de siete miniseries que serían precuelas de la obra de Moore y Gibbons bajo el nombre de Before Watchmen (Antes de Watchmen): Rorschach, Minutemen, Dr. Manhattan, Comedian, Silk Spectre, Nite Owl y Ozymandias fueron los títulos elegidos. Entre los autores involucrados están los escritores J. Michael Straczynski, Brian Azzarello, Darwyn Cooke y Len Wein, y los artistas Lee Bermejo, J. G. Jones, Adam Hughes, Andy Kubert, Joe Kubert y Amanda Conner.  Cada uno de los 34 números presentarían como historia complementaria dos páginas de "The Curse of the Crimson Corsair" (La maldición del corsario carmesí), escrito por Len Wein y dibujado por John Higgins, el colorista de la serie original, inspirada en Tales of the Black Freighter, el "relato dentro del relato" aparecido en el Watchmen original. El proyecto concluirá con el unitario Before Watchmen: Epilogue.

Imagen promocional de BEFORE WATCHMEN dibujada por Lee Bermejo, aparecida originalmente en la página web
de DC Comics. En el logo aparecen extractos del arte de los dibujantes de las distintas miniseries.
Las reacciones de los autores de la serie original fueron radicalmente opuestas. Gibbons declaró: "La serie original de Watchmen es la historia completa que Alan Moore y yo queríamos contar. De cualquier forma, aprecio las razones de DC para esta iniciativa y el deseo de los artistas y escritores involucrados de rendirle tributo a nuestro trabajo. Que todos puedan tener el éxito que desean".  Por otra parte, Moore tildó al proyecto de ser un "completo descaro" y declaró que él no estaba interesado en una compensación monetaria, sino que en su lugar "lo que yo quiero es que esto no ocurra". En una entrevista agregó: "Lo que la industria del cómic ha realmente dicho es 'Sí, este fue el único cómic que nos hizo especiales fugazmente y eso fue porque no era como los otros cómics.' Watchmen fue algo que se sostuvo por su cuenta y tuvo la integridad de un trabajo literario. Lo que ellos han decidido ahora es 'Bueno, cambiémoslo a una serie regular que pueda ser publicada indefinidamente y tenga spin-offs.' y 'Hágamoslo lo más común y corriente que sea posible'. Como ya dije antes, están haciendo esto porque no les han quedado otras opciones, evidentemente."


Before Watchmen, una aventura editorial con riesgo calculado


La campaña de DC Comics para promocionar esta iniciativa ha sido intensa, el lunes pasado el website de Entertainment Weekly mostró una versión previa de la campaña televisiva con la que se promocionará esta colección. Sí, no han leído mal, Before Watchmen tiene un comercial en la televisión.


DARWYN COOKE, escritor, dibujante, animador.
Como ya se había señalado, Before Watchmen se inició esta semana con la publicación del primer número de la miniserie Minutemen, escrita y dibujada por Darwyn Cooke, asunto que no parece haber sido una decisión gratuita de la editorial, habida cuenta que es prácticamente imposible que en la actualidad haya alguien que calce en los zapatos de Alan Moore o siquiera pueda intentar superarlo, así que no ha sido esa la intención. Sin embargo, un autor de peso tenía que empezar esta aventura y no se ha podido elegir a alguien mejor.  Cooke, para empezar, es muy respetado no sólo en el ambiente comiquero, sino también en el de la animación, ha ganado una gran cantidad de premios y no sólo ha recibido elogios de la crítica, sino que ha despertado devoción en una buena cantidad de aficionados.  Su trabajo, que no es cualquier cosa, lo respalda. Si bien debutó en 1985 como dibujante de cómics, las premuras económicas lo hicieron volver a su natal Toronto, en donde trabajó durante 15 años como director artístico y diseñador gráfico en una revista. A principios de los 90s intentó regresar a los cómics, pero su estilo 'a lo cartoon' no despertó el interés de las editoriales en ese entonces, sin embargo, le permitió obtener trabajo en Warner Animation luego de responder a un aviso publicado por Bruce W. Timm, desempeñándose como dibujante de storyboards en Batman: The Animated Series y en Superman: The Animated Series. En 1999 diseñó y elaboró la animación de la celebrada secuencia de apertura de Batman Beyond.
BATMAN BEYOND (Warner Bros. Animation, 1999): Secuencia de apertura
Diseño y animación: Darwyn Cooke. Música: Kristopher Carter.
DC: THE NEW FRONTIER #1
de Darwyn Cooke (marzo 2004)
Todo esto llevó a que DC Comics decidiera publicar en 2000 un proyecto que Cooke presentó años antes (sin obtener respuesta) y que terminó convirtiéndose en la novela gráfica Batman: Ego, una lucha que enfrenta a Batman contra... Bruce Wayne, un relato psicológico que recibió alabanzas de los críticos y que terminó abriéndole las puestas para realizar diversos trabajos para Marvel y DC hasta que el gran cambio llegó en 2001 con el relanzamiento de Catwoman, para lo cual unió sus talentos con Ed Brubaker en el  serial "Trial of the Catwoman", aparecido como complemento en Detective Comics #759-762, en donde el detective Slam Bradley intenta investigar la aparente muerte de Selina Kyle (alias Catwoman), cuyo cambio de modus operandi y de personajes secundarios que la rodeaban, aparte del rediseño de su disfraz, bastó para que la serie regular fuera un éxito de ventas y crítica, a pesar que sólo trabajó en sus primeros cuatro números. Un año más tarde Cooke volvería a juntarse con Brubaker para presentar la novela gráfica Selina's Big Score, precuela que mostraba lo que pasó con Catwoman antes de su serie regular. Ya estable, en 2004 desarrolló su trabajo más ambicioso, la miniserie DC: The New Frontier, una miniserie de seisi números que presenta un relato épico iniciado en el comienzo de la guerra fría, cuando la época dorada de superhéroes entra en su etapa crepuscular y Superman, Batman y Wonder Woman, que han sobrevivido al sentimiento generalizado anti-héroes, regresan para unir fuerzas con los recién llegados Barry Allen (Flash), Hal Jordan (Linterna Verde), Atom (Ray Palmer) y otros más para detener una amenaza extraterrestre que amenaza la Tierra. Esta obra recibió recibió los premios Eisner, Harvey y Shuster y fue adaptada años después en un filme animado en el que Cooke volvería a juntarse con Bruce Timm, recibiendo una nominación para los premios Emmy. Pero la lista de premios no se detiene allí, sino que sigue con obras posteriores como el one-shot Batman/The Spirit, la serie regular The Spirit, la miniserie "Kryptonite" (dibujada por Tim Sale) para la serie Superman Confidential, etc. También ha destacado su trabajo para IDW adaptando gráficamente las novelas de Richard Stark del personaje Parker.
http://1.bp.blogspot.com/-tX8jfufVD2Q/T9CLBNQWJHI/AAAAAAAAAEk/JkTFXVpp7DY/s400/01b.jpg http://4.bp.blogspot.com/-62ijrYR3etc/T9CLL4eHMWI/AAAAAAAAAEs/5wE_ZgW87sc/s400/01c.jpg
BEFORE WATCHMEN: MINUTEMEN #1
Portadas alternativas de Michael Golden y de Jim Lee y Scott Williams
Darwyn Cooke dentro del proyecto Before Watchmen no sólo dibuja y escribe la miniserie Minutemen, cuyo primer número está empezando a recibir algunos comentarios favorables, sino que tiene a su cargo el guión de Silk Spectre, que es dibujada por Amanda Conner. En una reciente entrevista para Los Angeles Times, Cooke reveló que inicialmente no quiso participar en este proyecto porque sintió que no había manera de escribir una historia que pudiera compararse con la original, de la cual se confiesa fan, además las historias que escribe suelen una oportunidad a la esperanza, aunque entiende que la época en que escribió Moore la situación del mundo no era de las mejores. Tampoco quería atraer la atención de una forma negativa, pero un día se le ocurrió la forma como hacer su enfoque narrativo y cambió de opinión para aceptar participar en el proyecto. Dentro de toda la controversia y las indeseables odiosas comparaciones con Moore, fue un acierto de DC Comics de lanzar su discutible proyecto con un autor que se ha ganado un sitial dentro del mundo del cómic.  Veremos que pasa con Brian Azzarello, Len WeinJ. Michael Straczynski, los otros escritores asignados a este proyecto, aunque por allí uno de ellos me genera razonables dudas.
LET'S BE FRIENDS AGAIN de Curt Franklin y Chris Haley (11 de abril de 2012)
Traducción y adaptación al español de Nano Cortés-Quiroz.
Acá una galería con adelantos del arte de las diversas miniseries de esta colección:


Epílogo: Esto no se acabado (de hecho, esta historia continuará...)


El caso de Alan Moore y el evidente abuso de una empresa que se apoderó no de una sino de dos de sus más populares creaciones usando una clausula ambigua seguirá dando qué hablar.  La ironía del asunto es que la admiración que despiertan entre los aficionados obras como Watchmen y V for Vendetta hará que el público siga comprando las constantes reediciones de estos cómics, en un esquema en donde mientras el éxito de ventas se mantenga, los autores no podrán recuperar sus obras maestras (incluyamos en el asunto también a Dave Gibbons y David Lloyd), en un perfecto ejemplo de lo paradójico que puede ser a veces el consumismo.  Pero no todo es negativo, pues este caso también benefició en algún modo a otros autores que lucharon para lograr retener los derechos de sus creaciones, en algunos casos logrando amasar grandes fortunas con las mismas.  Es lo que ocurrió con las futuras obras de Moore, aunque Watchmen sea el equivalente de "El Ciudadano Kane" en la historia de los cómics, pues fue la que inició una (r)evolución en el género, aunque en muchos casos surgirían situaciones extremas que lo alejarían de algunos de sus consumidores habituales, transformado a los superhéroes en seres cargados de conflictos y, en algunos casos, en personajes moralmente ambiguos. Fue una influencia que escapó del control del mismo Moore, que más adelante buscaría formas de acercarse a los clásicos del género y hasta de rendirles sentidos homenajes.

Rorschach y lo que piensa la gente de DC Comics sobre las quejas de Alan Moore.
(LET'S BE FRIENDS AGAIN de Curt Franklin y Chris Haley, 21 de abril de 2012)
Pero igual el tema de Watchmen lo ha tenido que tomar Alan Moore a veces con humor. Es por ello que participó como estrella invitada en un episodio de la décimo novena temporada de "The Simpsons" (su programa de televisión favorito, según confiesa) para interpretarse a sí mismo en una escena en donde aprovecha para burlarse de su caso, además que se hace una parodia del género de superhéroes y de una de sus grandes obras: La Liga de los Caballeros Extraordinarios.  Lo acompañan en esta aventura sus amigos y también autores de cómics Art SpiegelmanDan Clowes, creadores de Maus y Ghost World respectivamente. (El segmento está doblado al español, pero es un detalle que espero que la gente pueda superar)


En 2009 la productora Happy Harry, del animador Harry Patridge, montó una secuencia de apertura de lo que podría haber sido una serie de animación de Watchmen para los sábados en la mañana, emulando a la perfección el estilo de la animación estadounidense de los años 80s, lo que se demuestra con un manejo a la perfección de casi todos los recursos y lugares comunes de las producciones de esa época.  El resultado es hilarante, merece verse y, ¡oh paradoja!, parece que le gustó tanto a Gibbons como a Moore.


Lo que seguro no le habrá caido muy bien a Alan Moore (y me imagino que tampoco a Gibbons ni a ningún fan que se respete) es que Watchmen haya dado pie a la aparición de cierta mercadería surrealista como esta tostadora oficial del filme homónimo de Zack Snyder que, fiel a su costumbre, Moore repudió de todas las formas posibles (o sea, me refiero al filme, aunque la tostadora también correría igual suerte).  La gracia fue gestada por los genios de Warner Bros. y Dynamic Forces.  ¿Alguien tiene una en su casa?  ¿Salen bien tostaditos los panes? Entiendo que ahora las tostadoras  modernas puedan recalentar los panes, ¿pero qué diablos es una "tostada frozen"?

¡Rica, rica! Su tostada caliente caseraaaaaaaaa... (EL FIN ESTÁ CERCA... ¡qué duda cabe!)
Como en esta vida todo puede tener finalmente su explicación lógica y científica, Curt Frankin y Chris Haley, los creadores de la celebrada tira cómica Let's Be Friends Again (Seamos amigos de nuevo), nos muestran cómo es que funciona el "Watchmen toaster" (que pronunciado correctamente en inglés hasta suena épico). En todo caso esto es 100% humorismo para geeks, para cualquiera que haya leído Watchmen de principio a fin (me refiero al cómic original de Moore y Gibbons escrito hace 26 años) y que no esté pretendiendo introducirse a este universo alternativo de superhéroes leyendo Before Watchmen (lo cual sería una pésima idea, casi tan mala como ver por primera vez las películas de Star Wars empezando por las precuelas).

LET'S BE FRIENDS AGAIN de Curt Frankin y Chris Haley (21 de mayo de 2012)
Traducción y adaptación al español por Nano Cortés-Quiroz

-----

De revisión necesaria:
Watchmen (sitio web oficial - en inglés)
WatchmenComicMovie.com (sitio oficial del filme de Zack Snyder - en inglés)
The Mindscape of Alan Moore (documental de DeZ Vylenz - inglés con subtítulos en español)
DC Comics (página web oficial - en inglés)
Entrevista a Alan Moore en HardTalk de BBC News (10 de abril de 2012) (en inglés)
Watchmen wiki (base de datos sobre la celebrada novela gráfica -  en inglés)
Top Shelf Productions (empresa que publica los últimos cómics de Alan Moore - en inglés)
Entrevista a Alan Moore por Seraphemera.org (2012) (en inglés)
Alan Moore (página oficial en Facebook - en inglés)
Entrevista a Darwyn Cooke sobre Before Watchmen (7 de junio 2012) (en inglés)
Almost Darwyn Cooke's Blog (en inglés)
Entrevista a Dan Didio en Kapow! Comics Convention (2012) (en inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario